Compartir:

TLS

El equipo de Georisk está realizando desde hace unos años la monitorización de cantiles de roca caliza con TLS de forma discontinua, cuya estabilidad está controlada por la resistencia de la roca y la presencia de discontinuidades. La resistencia de las calizas y dolomías, les permite formar taludes verticales estables de cientos de metros de altura.

Estas campañas se llevan a cabo con una frecuencia anual, aunque en casos que se detente actividad se realizan con un periodo menor.

La ventaja de la monitorización con Láser Escáner Terrestre (TLS de sus siglas en inglés Terrestrial Laser Scanner) en la caracterización y monitoreo de macizos rocosos es la alta resolución espacial, la amplia cobertura, precisión milimétrica y fácil adquisición de datos. Aunque la precisión en la medida puede verse comprometida a causa de baja reflectividad del material observado (por ejemplo, zonas húmedas), superficies muy rugosas, malas condiciones atmosféricas (lluvia, niebla, temperatura muy elevada), zonas de oclusión y áreas oblicuas al campo de visión del TLS.

                                        

Los objetivos de estas campañas de seguimiento son los siguientes:

  • Detección de las caídas de rocas y estimación de sus volúmenes. Estos volúmenes permitirán confirmar la relación Magnitud-Frecuencia, M-F de los desprendimientos de rocas.
  • Estimar el volumen de las masas potencialmente inestables, para Identificar y situar los puntos potenciales de salida de desprendimientos o PPSD, que puedan dar lugar a una rotura, y evaluación relativa de su grado de estabilidad.
  • Evaluar de forma cuantitativa el riesgo ECR, para estimar las consecuencias (daños) para las personas en los distintos escenarios función de una posible rotura. Para llevar a cabo esta ECR,  se necesita registro completo de desprendimiento de rocas que cubra un largo período de tiempo, que permita conocer la frecuencia con la que se producen estas roturas.